viernes, mayo 11, 2007

Vooo-laaaa-reeee

El karaoke produce una fascinación. (nuevamente hay que decirlo: los japos no son ningunos b*ludos), un especie de encanto misterioso que uno no puede parar de mirar. No hay forma, y esto está cientificamente comprobado, de mirar una pantalla y no leer las letras que van desfilando ante el compás exacto de la música.

Un señor, de quien desconocemos su nombre, armó una lindísima versión karaoke de "Volare" con la fonética que su polaco natal le permite, con flechita y todo para poder cantarla. Le agradecemos haber usado la versión de los Gypsy Kings ... le da como una emoción guitarral que Rita Pavone, por caso, no tiene.

Vamos lector, que ningun jefe es tan malo como para no permitir unos minutos de canto desaforado.

6 comentarios:

Ariel dijo...

ok, de acuerdo

http://www.fotolog.com/ts_del_pueblo

Paterna dijo...

Si algunos soportamos ver más de 1 minuto a los gran hermano hacer sus karaokes porque alguien no va a soportar escucharme a miiiiiiiiiii!
(disculpen, desafino).

Baterflai dijo...

Si puede mi vecina de al lado, puede CUALQUIERA! (ojo, esto no es peyorativo, eh).

Barluz dijo...

Jajja me mato la version fonetica, ver palabras en espaniol que a uno le parecen tan sencillas escritas de un modo jeroglifico, esta buenisima! Me encanto el "guitarensolo"!

Llanura Pampeana dijo...

Y si, jamás renunciar a cantar a los gritos (al menos de vez en cuando).

¡Salute!


Pase y vea lo que la Llanura le ofrece.

pal dijo...

NO SE VE MÀSSSSS con lo que me relaja el karaoke... me encanta...